Proyectos de emprendimiento para estudiantes

Índice de Contenido

Emprendimiento jovenes



Hoy en día ya no basta con simplemente querer estudiar, muchas veces los estudiantes inician una carrera pero no la pueden concluir por falta de recursos económicos. En esta oportunidad nos vamos a centrar en darte ideas de emprendimiento.

Sabemos que los jóvenes a la hora de iniciar un proyecto o emprendimiento cuentan con capitales limitados, por ello, te daremos ideas que realmente valen la pena y lo mejor de todo es que se adaptan perfectamente a tu bolsillo.

Hoy en día, no es necesario gastar mucho para generar impacto. Enfócate en la imagen que deseas proyectar, los objetivos que le proporcionas a tus potenciales clientes y delimita muy bien tus ofertas para que luego no te sobrepasen las quejas o expectativas en tu negocio. ¡Si es posible hacer proyectos de emprendimiento para estudiantes! 



¿Cuáles son esos proyectos?

Los siguientes proyectos son una ventana a la libertad financiera y los objetivos económicos que te plantees

  1. Desarrolla contenido online-tienda online. 

No todos contamos con el capital para poder armar una tienda de ropa, si eres estudiante actualmente; seguramente tienes facilidad para generar contenido en redes sociales. Enfócate en generar un logo, una imagen y un estilo distinto a lo que se encuentra en tu localidad. También la puedes publicar en Amazon, Ebay, MercadoLibre y todo este tipo de tiendas digitales.

Ahora bien, te recomendamos que si lo tuyo es vender productos ¡Enfócate en lo que quieres vender! Muchas tiendas adquieren productos en masa (sudaderas, pantalones, shorts, aretes, etc…) luego de esto, lo que hacen es personalizar las prendas con alguna especie de logo, una envoltura llamativa o incluso un perfume para generar impacto en el cliente.

Por prenda, debes gestionar al menos un 20% de ganancia por los cambios hechos. Eso sí, recuerda buscar un proveedor que te garantice un premio competitivo o mucho más bajo frente a otros de la competencia. 

Recuerda que tú –y tu círculo cercano- son la primera muestra de que un producto funciona, no tiene sentido hacer compra de productos que le gustarán a personas mayores de 30 años o menores de 20 si todos tus conocidos y posibles clientes tendrán estarán en el rango de los 20.

¿El tamaño de inversión? Usarás tu computadora o celular para diseñar y con unos 120$ vas a comprar ropa “sencilla” que luego podrás modificar e ir creciendo en mercancía.

  1. Tutorías

Sin duda alguna lo que necesita todo estudiante a lo largo de una carrera universitaria es tutorías y guías de cómo trabajar un proyecto, una materia o una carrera en específico. 

Hay materias, como en toda carrera, que generalmente tienen un rango de dificultad bastante alto para los estudiantes. Haz una evaluación propia y trata de averiguar aquellas materias o trabajos donde sueles destacar en la universidad y ¡Sácale provecho!

Un servicio de tutoría poco tiene que ver con resolver las tareas a los estudiantes. Simplemente, se trata de dar las herramientas necesarias para que estos capten un mensaje, una idea o exigencia de una materia en particular.



Consejos para tutoría:

  • Inicia con ofrecer tutoría de aquellas carreras que se encuentran en los primeros semestres de la universidad.
  • Da tarifas accesibles a todo tipo de estudiantes.
  • No tomes el estrés ni las obligaciones de los estudiantes. Recuerda que tú serás una especie de guía, pero aprobar o no, dependerá muchísimo del estudiante.
  • Genera horarios de atención. Ya sea en la universidad, en sus espacios libres o fuera de la misma.

¿Cuáles conocimientos son los más buscados a la hora de ejecutar tutoría? Te los enlistamos para que tengas ideas:

  • Servicios de computación. 
  • Habilidades de redacción.
  • Explicar ejercicios de matemática, física o química.
  • Manejo de un idioma.
  • Desarrollo de ideas para proyectos de diseño.

Puedes comenzar a dar cobranza de las tutorías por horas y por grupos de clases. Una buena forma de calar en las personas es que si tiene un grupo superior a las 2 personas ofrecer un descuento por el servicio. ¡Sácale provecho a tu conocimiento!

  1. Prepara comida los fines de semana

Si hay algo que se comercializa pensando todo el tiempo en los jóvenes es  ¡La comida! No hay joven que resista la tentación de probar un platillo o menú innovador en su día a día y en esta nota te ayudaremos a que escojas aquello que comercializar.

Sabemos que no tienes tiempo para todos los días estar vendiendo comida, por ello, la mejor opción de venta de comida es los fines de semana. Escoge si harás venta de platillos los sábados o domingos. ¿Qué puedo vender? ¡Haz un pequeño estudio de mercado!

Consulta con tus compañeros de clases y entorno, aquello que les gustaría probar a estos y por precios que se adapten a los bolsillos. Si eres bueno/a haciendo comida italiana por ejemplo (Lasaña, pasta, pizza, etc.), puedes probar ir llevando alguno de esos productos a reuniones casuales y ver las impresiones de las personas, luego vas haciendo tus promociones.

Una opción, para que no pierdas inversión; es hacer una lista de pedidos con tus amigos o conocidos. Formular una especie de preventa –al iniciar- para vender en mayor cantidad y luego ir adaptando el menú a tus gustos.



También te puede interesar: