Quiero poner un negocio pero no se de que

Índice de Contenido



quiero montar un negocio pero no se de que

En las últimas décadas se han creado millones de pequeñas en empresas. Se cree que la evolución del internet y el avance de las tecnologías han hecho que emprender sea más accesible para la persona promedio.

Pero todavía queda una pequeña problemática, una persona promedio tiene demasiadas ideas y no sabe como introducirse en el mundo del emprendimiento. Muchos quieren crear un negocio pero no saben de qué y, si saben, quizás no sepan cómo empezar. 




¿Cómo saber cuál es tu negocio ideal?

Se dice que trabajar haciendo lo que amas no es un trabajo. Tener pasión por lo que haces te permite poner todo tu esfuerzo en eso. Vender por vender no te traerá ganancias, vender porque sabes que la gente necesita algo y a ti te gusta proveerlo es lo ideal. 

Y esto suena bien pero también hay otras cosas a considerar cuando se trata de establecer un negocio, pero por ahora concentrémonos en cómo elegir un negocio.

¿Qué es más importante, la pasión o las oportunidades de ganar dinero? Muchos te hablarán sobre la importancia de encontrar un buen mercado, aquel que todavía no ha sido explotado, y en efecto es algo muy importante para poder destacar entre la multitud.

Pero tener una buena idea de negocios, un buen plan y un buen financiamiento no servirá de nada si no te apasionas por lo que haces. Una persona que no tenga ninguna pasión sobre el negocio de la comida no será genuino al momento de vender cualquier alimento.

Y esta generación de consumidores aprecia lo genuino por sobre los productos sin alma. 


¿Pero apasionarse por algo es suficiente?

No, no lo es. Una parte esencial de construir un negocio es identificar aquel mercado por el cual te apasionas, en el que hay demanda y tienes las habilidades para progresar. Analicemos esto por partes:




 La pasión: 

 Es tu llamado, arte, negocios, matemática, computación, biología y otros más ordinarios como la ropa, los utensilios de cocina, etc. Estamos en el siglo 21 donde monetizar lo que amas es sencillo y alcanzar un público específico es más fácil que nunca. 

También sucede el caso de aquellos que no pueden identificar su pasión, estas personas suelen pensar que no pueden encontrar lo que de verdad aman hacer. 

Para evitar esta mentalidad lo primero que tienes que hacer es abrirte a nuevos proyectos probarlos para ver si funcionan. Si te gustan ¡Felicidades! Y si no lo hacen, tomarlos como una oportunidad de aprendizaje y probar con el siguiente, abrirte a todas las posibilidades te ayuda encontrar tu pasión.


La demanda:

  Un emprendedor no piensa en productos para vender, piensa en problemas a resolver. Hazte estas preguntas para saber si el problema que quieres resolver es una buena idea de negocio: ¿Un gran número de personas lo experimentan? ¿La soluciones, si es que las hay, son costosas? ¿Es un problema recurrente? Si la respuesta a todas estas preguntas es si entonces tienes una buena idea de un negocio.

Los negocios qué mejor oportunidad tuvieron en el 2020 fueron los negocios del agua potable, la comida rápida saludable, los accesorios inteligentes para mascotas, la tecnología espacial, y los bienes de consumo sostenible.

Todos estos resuelven problemáticas que no están sobresaturadas en su mercado, si tu idea de negocio se parece a una de estas entonces es una excelente idea.


Las habilidades

 ¿Tienes las habilidades que necesitas para surgir en este negocio? Si eres joven y apenas estás comenzando tu vida laboral puede que no tengas las habilidades que necesitas para poner tu propio negocio, especialmente si quieres poner un negocio que requiera algún tipo de conocimiento específico, como por ejemplo el de fabricar botellas reusables.

Si no eres un científico o un químico no conseguirás llegar muy lejos sin ayuda. Digamos qué te haces socio de un científico pero no sabes cómo manejar el aspecto administrativo de un negocio y este falla por que tu falta de experiencia no te dejaría avanzar.

No hay que desesperar por que aunque no sea sencillo, es una situación remediable. Hacer voluntariados, trabajar en para empresas ya establecidas en el mercado de tu elección e invertir en tu educación como emprendedor son las mejores actividades que puedes hacer para obtener las habilidades que necesitas.

Requiere de dinero, esfuerzo y tiempo, pero todo negocio requiere de esto y si quieres triunfar en tu negocio debes de estar dispuesto a dar el 100% de ti mismo.




¿Sigues sin saber de que va a ser tu negocio?

Si todavía estás algo confuso quizás el problema sea que no estás en sintonía con tus deseos y aspiraciones más allá de ser tu propio jefe, ganar dinero y ser económicamente independiente.

Para remediar esta situación tienes que autoanalizarse, hacer el esfuerzo por reconocer tus…

  – Valores.

  – Experiencias previas.

  – Habilidades.

  – Talentos.

  – Frustraciones.

  – Razones para emprender. 

 Tener una idea de estos te ayudará a identificar dónde estás fallando en tu mentalidad. 


Ya tienes tu idea de negocio ¿Ahora qué?

  – Define tu negocio: ¿Es un producto o un servicio? Dependiendo lo que sea tendrás que venderlo de diferentes maneras.

  – Elige tu público objetivo: ¿Tu negocio se dirige a los jóvenes adultos? ¿A los niños? ¿A la gente de tu ciudad? ¿Sólo a las mujeres? Define a quién le vas a vender y esto te ayudará a desarrollar estrategias para promocionar tu negocio.

  – Considera los costos: Planifica un precio aproximado de lo que vale tu producto tomando en cuenta los costos administrativos y operativos que puedas tener. Evita comenzar tu proyecto sin saber antes los costos que éste puede tener, muchos emprendimientos fallan a mitad de camino porque se quedan sin presupuesto. 

  – Adáptate: ¿Qué es lo que tú público necesita y quiere? Cómo emprendedor tu primera tarea es escuchar a tu público, ya que ellos son los que aseguran tu éxito no cualquier plan de negocios que puedas haber hecho. Asegúrate de entregarlas lo que ellos quieren y necesitan. 




 ¿Te sientes preparado para comenzar tu negocio?

Si todavía las dudas y el miedo te dominan, no hay por qué avergonzarse. Muchos han fracasado pero de igual manera muchos han tenido éxito y no podrás saber cuál de los dos eres hasta que te animes a intentarlo, y esta época llena de oportunidades y herramientas es ideal para atreverse.

Te deseamos y suerte y te recordamos: la fortuna favorece a los valientes.





También te puede interesar: