¿Cómo es el panorama del emprendimiento en Europa?



El emprendimiento en Europa ha comprendido acontecimientos favorables para los emprendedores respectivos y este hecho nos lleva a una única conclusión, el emprendimiento europeo está siendo cada vez más factible.

Para entablar las bases de la información de este artículo, cabe destacar la orientación (que será más adelante evidente), hacia los proyectos de emprendimiento empresarial de startups.

Ya que son estas empresas incipientes en el su ámbito que están siendo especialmente apoyadas por inversores que supieron indagar y adecuar sus movimientos financieros casi con total infalibilidad.

En el año 2016, la startup británica “Deliveroo” que brinda servicios de reparto a domicilio, tabicó el año y una ronda de financiación de 242 millones de euros. Por su lado, “Skyscanner” dedicada a la reserva de vuelos, cerró la ronda de financiación con 169 millones de euros.

A pesar de que la primera referida se fundó en el año 2013 y la segunda (Skyscanner) en 2001. Se consideran startup por su reciente inclusión en el ámbito de emprendimiento empresarial europeo digital.

También una startup fundada en España en el 2011 llamada “Cabify”, se presenta como una de las empresas que más ensacó dinero en el 2016. Comprendiendo un total de 109 millones de euros.

Para concluir, en este año se exteriorizó la influencia financiera de muchos inversionistas en varios proyectos de emprendimiento en Europa, siendo el preludio de una nueva era de emprendimientos y seguridad en inversiones.

Un estudio llevado a cabo por Startup Grind enumeró un total de 100 startups que obtuvieron en recaudos todos superiores a 17 millones de euros (también en el año 2016).



Emprendimiento en europa



¿Europa es un continente emprendedor?

He aquí el dilema, ahora vienen las comparaciones. A pesar de la relevancia que ha tenido el emprendimiento europeo a partir del año 2016, no es suficiente para catalogar o no a Europa como un continente emprendedor.

Nuevamente toma protagonismo la Global Entrepreneurship Monitor (GEM), ofreciendo informes más objetivos que contiene los puntos clave para definir Europa, cómo son y cómo realizan sus movimientos los emprendedores de startups en este continente.

El primer índice aludido por GEM es la Tasa de Actividad Emprendedora o TEA. En ella se enumeran las iniciativas empresariales desde 3 a 5 años de vida en el mercado. Teniendo en cuenta la población de 18 a 64 años.

Los resultados reflejan a Europa con los datos más bajos de Tasa de Actividad Emprendedora. El continente también concierne a cuatro de los peores índices de TEA a nivel mundial: Italia, Alemania y Bulgaria, que caen por debajo del 5%.

Ten en cuenta que estos datos no anulan el evidente incremento y viabilidad de emprender en Europa gracias a los inversores desde el 2016. Esta medida de TEA es generalmente baja en países con mayor acrecentamiento económico.

La tasa de Europa se torna inferior a la tasa de Estados Unidos, específicamente un 8% en el Viejo Continente y un 12,6% en América. En la actualidad, España se encuentra ínfima a la media, un 5,2%.

Aun sí, el GEM confronta rasgos diferentes pertenecientes al emprendimiento europeo con el de distintas regiones. Dando a entender que la manera de pensar de los europeos en emprendimientos empresariales es realmente desigual a la de los estadounidenses.

La realidad es que la media regional de percepción ciudadana para emprender oportunamente es minúscula comparada con la del resto. Al igual que las intenciones emprendedoras y, por lo tanto, el reconocimiento de capacidades personales (en el ámbito de negocios).

Europa para emprendedores



Centro de mayor relevancia de emprendimiento en Europa 

Hacia el año 2017 concurría en el tema del emprendimiento la percusión que implicaría el “Brexit” ocurrido en enero del año pasado. Ya que Londres se había transformado en el núcleo del emprendimiento en Europa.

Una encuesta procedida por Silicon Valley Bank a casi mil ejecutivos de startups ubicados en el Reino Unido expone la preocupación de los dirigentes por la marcha de la nación de la Unión Europea.

De éstos, una sobresaliente quinta parte ambicionaba la apertura de oficinas en la Europa continental. Además 1 de cada 10 acometería la muda de sus sedes. Operaciones y transformaciones drástica en el plan de negocio empresarial que anticipaban para no morir en el intento.

Hay otro análisis, esta vez realizado por Tech London Advocates, cuyos resultados son realmente semejantes con la encuesta realizada por Silicon Valley Bank.

En este se expresaba que el 58,2% de concurrentes indicaban que el Brexit perjudicaría indudablemente la postura de “hub tecnológico” de Londres y que este hecho, hizo que 1 de cada 10 inversiones extranjeros se retiraran de asuntos futuros por ello.

Todo lo mencionado solamente fueron estimaciones lógicas que no llegaron a ser completamente coincidentes con la realidad. El primer trimestre del año siguiente los Venture Capitalists decidieron invertir 450 millones de euros en compañías que tuvieran su sede en la capital.



Esta cifra fue realmente superior a los 270 millones de euros que recibían en los tres meses previos. Partiendo del referéndum del 2016, distintas ciudades europeas tomaron rumbo para atraer emprendedores motivados que entablaran startups en su nación.

Un senador de Berlín halló y contactó varias compañías londinenses para inducirlas a proseguir su camino en la capital alemana. La revista Wired alegó que el ecosistema de emprendimiento berlinés podría ser el más beneficiado por la remoción de los startups británicos.

En ese entonces Berlín se conformaría por al menos 2.500 startups, participando en conjunto con Ámsterdam y Londres como los castizos hubs de emprendimiento en Europa.

Si eres un inversor, no cierres tu mente en estas tradicionales ciudades. Un inversor puede colocar su mira sin miedo a ciudades como Lisboa, Madrid, Múnich, Zúrich y Copenhague. 

Los lugares anteriormente mencionados en el año 2017 estaban en vía a convertirse en centros relevantes de emprendimiento europeo y en la actualidad esta anticipación es comprobada.



¿Dónde debería invertir o emprender en Europa?

Según un informe de Atomico, todo el ámbito tecnológico de Europa, abarcando la comunidad perteneciente a ello, está viviendo un momento de vitalidad crucial cuando de talento nos referimos.

El talento reflejado en las innovaciones presentes en este continente, han transformado a esta región en una de las más codiciables para los inversores conocedores pertenecientes a la región.

Mucho más allá del estudio del mercado y producir o emprender en algún ámbito oportunamente partiendo de la información obtenida. El emprendedor europeo debe tener en cuenta en cual sector tecnológico participará y sí, especialmente tecnológico.

Lo mínimamente aceptable que puede tornarse un emprendimiento es su desenvolvimiento en el área digital. Con estas bases el inversor tendrá mayor simplicidad para atinar el éxito con su movimiento financiero.

Un estudio realizado por el Startup Grind facilita datos favorables para aquellos que tienen pensado emprender en Europa. Esta información implica a qué se dedican las 100 startups de este continente con más financiación.

Alegando que más de la mitad se dedicaban fundamentalmente al fintech o al software. Así que no cabe duda, gracias a estas estadísticas, que son una variable de emprendimiento europeo viable.

Tan solo en el primer trimestre del año 2017, las empresas nacientes del sector de fintech recaudaron al menos 667 millones de dólares, equivalentes a 584 millones de euros.

Estas cifras significan un 60% del total de recaudo que obtuvieron años pasados, este hecho denota el buen movimiento ascendiente y futuro prometedor en este sector.

Emprendimiento dentro de europa



Emprendimiento tecnológico en Europa

Lo progresos tecnológicos europeos llegan a sobresalir constantemente, como el Deep Learning, la Realidad Virtual o Aumentada o el Internet de las Cosas. El talento de europeos, ingenieros, desarrolladores, entre otros; es sin duda el punto de partida de invenciones tan increíbles.

Gracias a este entorno tecnológico los incentivos para nuevos desarrolladores o ingenieros están deambulando por todos lados. Un buen emprendedor europeo comprenderá que este ámbito digital será el indicado para comenzar a triunfar.

Una gran parte de estos profesionales se ubican en París, Berlín y Londres, según datos registrados por LinkedIn. Entre 2015 y 2016 se distinguió un importante agrandamiento de perfiles tecnológicos en países como Reino Unido, Irlanda y Alemania.

La pasión de los inversores y la vista de oportunidades realmente viables nunca fue tan clara en el emprendimiento europeo. Estos perfiles tecnológicos son los protagonistas de la mayoría de las inversiones en startups basadas en ellos. 

Desde comienzos del año 2015 se invirtieron un total de 2.300 millones de dólares en tecnología europea. Esta cifra supera por mucho, incluso es el doble de lo cedido en los dos años anteriores.

Tras el percate del beneficio económico que conllevaría el invertir en el ámbito tecnológico, el surgir de miles de startups eran inevitables y sus ganancias son irrevocables.

Incluso las grandes corporaciones también fundamentadas en la tecnología están reconociendo el potencial que tienen las startups tecnológicas nacientes del viejo continente.

Así que si quieres emprender en Europa ya conoces la limitación más favorable para mermar casi completamente el riesgo del fracaso y surgir sostenible y escalablemente.

El ámbito digital y tecnológico está prevaleciendo en esta época moderna y son el auge más significativo del emprendimiento europeo.



También te puede interesar: