Realidad del emprendimiento en Venezuela



Para nadie es una sorpresa el declinar de la economía venezolana en los últimos cuatro años. Se trata de un hundimiento drástico del producto interno bruto cercano al 40%, porcentaje realmente perjudicial para la nación.

El emprendimiento en Venezuela puede verse inicialmente dificultoso por el margen de escasez no ataca exclusivamente a las empresas por la falta de insumos y todo tipo de bienes de capital traídos del extranjero.

También todos los ámbitos que incluyan directamente a la población venezolana en general, la percusión se enfoca especialmente en las personas que ocupan su vida a la recolección de bienes indispensables para subsistir.

La definición de emprender implica peligro y oportunidad, esta definición no se altera en ninguna nación del planeta. No es justificación el anexo de los problemas nacionales para no comenzar un proyecto de emprendimiento empresarial en Venezuela y aquí entenderás el porqué.

Emprendimiento en venesuela

¿Es una buena decisión emprender en Venezuela?



Un analista de PDVSA Petróleos de Venezuela llamado Daniel Velásquez alega lo siguiente: “Una pizzería ubicada en Las Mercedes tiene muchas probabilidades de tener éxito que una que se establezca en Collins Avenue en Miami Beach… Sin embargo, la mayoría de los emprendimientos en Venezuela, fracasan.”

Los dos factores que distinguidos que desfavorecen el emprendimiento en este país son: debido a inconvenientes con las condiciones o requisitos fiscales y jurídicos; la ausente preparación íntegra a los jóvenes para llevar la gerencia de un emprendimiento venezolano.

Es crucial tener en cuenta que un emprendimiento en circunstancias económicas tan limitantes conlleva conocimientos especiales para poder hacer movimientos muchos más precisos que los que se harían con una relativa simplicidad en otros países latinoamericanos.



Puntos bajos para el emprendimiento en Venezuela

  • A pesar de las circunstancias hay un cuantioso índice de Actividad Emprendedora temprana. EN el año 2012, Venezuela logró posicionarse en el lugar 11 de 54 países que también fueron estudiados, el porcentaje fue 15,4%.
  • Según un informe cedido por Global Entrepreneurship Monitor, el porcentaje de negocios venezolanos que logran persistir es diminuto, entre un 6 y 8%.
  • Un estudio realizado por el Instituto de Estudios Superiores de Administración (IESA) alega que el 60% de los emprendimientos son propuestos por la pareja en el matrimonio.

Otro porcentaje de 50% propuesto por los padres y un 62% de un asesoramiento de amistad.

Este último punto refleja el incentivo de percepción ajena, el inicio de un emprendimiento venezolano por impresión de una tercera persona y no por el conocimiento previo del ámbito por emprender.

Este escaso conocimiento anula una planificación de negocios empresariales estratégica y aunque podría llegar a efectuarse, reduce las probabilidades de generar un negocio sostenible y escalable.



Puntos positivos para el emprendimiento en Venezuela

 

  • Al menos un 75% de los ciudadanos en Venezuela consideran que emprender en un movimiento riesgoso pero posible, viéndose como una potencial carrera.
  • Tienen al alcance digital al menos mil herramientas para impulsar teóricamente un nuevo emprendimiento.
  • Un poco más del 60% de las personas presienten tener las facultades necesarias para emprender un nuevo negocio.

Para concluir con una respuesta a la pregunta del título de este apartado. Justo en medio de una economía inestable y decadente, el especialista Hoet Pelaez Castillo asegura que es factible hacer negocios en Venezuela.

El desarrollo de equipos gerenciales competitivos en un ámbito determinado, la percepción de oportunidades para reinventarse lucrativamente, reconocer las barreras financieras en el complicado mercado venezolano y reconocer cómo las han manejado empresas exitosas.

Son rasgos importantes para llevar a cabo un emprendimiento en Venezuela, viable y sostenible. En esta ocasión el estudio del mercado, los movimientos y riesgos, inversiones, localización de locales serán de extrema importancia.

Emprendedora venezolana

A continuación, algunos ejemplos de empresas exitosas que han logrado mantenerse en la travesía de esta decadencia económica histórica.

¿Cuáles empresas venezolanas han logrado sobrevivir?

No es difícil encontrar evidencias del alboroto económico de Venezuela, sin embargo, hay casos reconocidos que se han consolidado a pesar de las adversidades.

Tequechongo

La empresa se llama Alimentos INVEPACA, es de origen venezolano y se dedica especialmente a la fabricación y comercialización de Tequeños y otros productos referentes a la gastronomía venezolana, TEQUECONGOS es la marca de la empresa.

Este emprendimiento venezolano fue fundado en el año 2002, el objetivo en aquel entonces era ceder productos de una reconocible calidad a los consumidores para que cualquier tipo de persona pueda satisfacer su antojo.

Hoy en día cuenta con muchos jóvenes profesionales cuya marcha productiva está orientada estratégicamente con la alianza Cinex, instalaciones donde refleja sus productos a nivel nacional.

 

RS21

RS es una empresa venezolana que hace presencia a nivel nacional, aplicada a la confección de ropa y todo tipo de artículos deportivos, concebida en el año 2003.

En el presenta año se distingue una exitosa empresa familiar que trabaja con el desarrollo de una única marca tan íntegramente que hoy en día compite con productos de otras empresas también reconocidos, incluso a nivel mundial.



Consejos para un nuevo emprendedor en Venezuela

Primeramente, “Intentamos hacerles entender que sean recelosos con las ideas de sus proyectos. El orgullo conlleva a relatar a todo el entorno los proyectos que se tienen por delante, pero hay que tener cuidado, muchas veces contar las ideas hacen que en un futuro el proyecto pierda valor”, alegó Karen Incera de Bilbao.

Por su parte Joaquín Núñez mencionó “Como firma especializada en propiedad intelectual se investiga primeramente todos los activos intelectuales que pueda tener el emprendimiento en cuestión.

El emprendedor venezolano, tras haber identificado los activos intelectuales, establecerá cuáles planes o articulación en movimientos para la protección de la idea serán los más favorables. Básicamente, se prepara un traje a la medida para cada emprendimiento.”

Este último consejo es referente a los trámites generalmente ralentizados por la desactualización legislativa y la pronunciada burocracia en las instituciones del Estado.

“Los movimientos legales son generalmente lentos, esto se refleja en demoras sobrantes y mayores consumos económicos que evidentemente influirán en la evolución de la empresa.

Aun así, en conjunto con especialistas conocedores de las áreas legales necesarias para el emprendimiento en cuestión, se sobrepasarán muchas demoras y se reducen las probabilidades de riesgos financieros innecesarios.”, mencionó Karen Incera de Bilbao.



También te puede interesar: